Inflamación pulmonar

Condiciones Médicas de la Inflamación Pulmonar

La inflamación pulmonar se conoce bajo el término de neumonitis. Es una forma de reacción alérgica que ocurre cuando las bacterias tienen un impacto negativo en la pleura. Técnicamente, la neumonía es una forma de neumonitis, es decir, la infección que conduce a la inflamación. La neumonitis, sin embargo, se utiliza para abordar las bases no infecciosas de la inflamación pulmonar.

La inflamación pulmonar es elegible para recibir atención médica si se diagnostica lo antes posible. De lo contrario, lleva a una cicatrización continua y daño pulmonar. La dificultad para respirar seguida de una tos seca es el principal indicador de la inflamación pulmonar. Por lo tanto, es muy recomendable realizar algunas pruebas médicas para emitir un diagnóstico. El tratamiento se basa principalmente en la eliminación de los irritantes.

Signos de Neumonía

Los indicadores de la inflamación pulmonar suelen variar en el número de ocurrencias y en las partes del cuerpo en las que influyen. Los signos más comunes son los siguientes:

  • fiebres y dolores de cabeza
  • dolor de músculos
  • tos intensa
  • respiración fuerte
  • rápida disminución del peso
  • el cansancio y la falta de energía, etc.

Cualquier compuesto contenido en los pulmones puede resultar en una complicación peligrosa si no se indica a tiempo y se trata adecuadamente. Por lo tanto, las personas deben prestar atención a cualquiera de estos indicadores si piensan que pueden estar luchando contra la inflamación pulmonar. Dificultades particulares en los pulmones pueden llevar a problemas respiratorios. La pleura puede resultar dañada, lo que puede impedir que los pulmones funcionen correctamente. Además, el contenido de oxígeno en las venas también puede reducirse al mínimo. Si se deja de lado, la inflamación pulmonar puede ser un desafío para la vida, ya que dificulta que el corazón esparza la sangre a través de los pulmones.

La inflamación pulmonar causa signos similares a algunos otros problemas pulmonares. Para hacer un diagnóstico preciso, puede ser necesario realizar varios exámenes para que el médico pueda comprobar diferentes escenarios. El médico tendrá que averiguar si la persona ha estado en contacto con alguna sustancia que cause inflamación pulmonar. Para indicar este hecho, tomarán los registros médicos individuales y procederán a un examen físico. El médico también puede solicitar exámenes adicionales de la siguiente manera:

  • Exámenes de sangre para comprobar el cálculo de los glóbulos blancos;
  • tomografía de electrones para indicar procesos inusuales en los pulmones;
  • espirometría para evaluar la eficiencia de los pulmones;
  • oximetría para evaluar la cantidad de oxígeno que hay en el torrente sanguíneo;
  • El lavado broncoalveolar del líquido de los pulmones se examina para detectar glóbulos blancos;
  • biopsias de pulmón para averiguar si hay algún proceso inusual en la pleura.

Para revisar los pulmones, el médico generalmente utiliza una broncoscopia, es decir, un tubo delgado aplicado profundamente en la garganta. Cuenta con una cámara que permite al médico examinar los pulmones.

Tipos de Neumonía

La inflamación pulmonar depende del tipo de compuesto iniciador y del lugar de entrada y mantenimiento. A menudo se relaciona con anomalías del sistema respiratorio que pueden ser médicamente difíciles de diagnosticar con precisión. Una categorización morfológica que libera las posibles razones de desarrollo se orienta en la implicación y expansión original.

  • Los estadios iniciales de la inflamación suelen dar lugar a una bronconeumonía, normalmente originada en la unión de los conductos broncoalveolares, es decir, una consecuencia de la infección bronquial. Este problema médico se puede encontrar en las zonas craneoventrales. Las bacterias son la principal causa de la bronconeumonía de importancia médica que se asocia con aspectos como la infección viral o el estrés duradero.
  • La inflamación lobular tiene algunas similitudes con la bronconeumonía, siendo la principal diferencia la unificación continua con la integración del parénquima.
  • La inflamación intersticial se caracteriza por la propagación o el daño patógeno a los alvéolos. Generalmente, la inflamación pulmonar se basa en una respuesta exudativa temprana, seguida de diferentes formaciones. La inflamación intersticial se relaciona con el transporte de la revelación de sangre. Al mismo tiempo, la revelación aerógena a los gases tóxicos excesivos también puede generar graves lesiones difusas. Una excepción a lo que conlleva la revelación de sangre tiene lugar con elementos químicos que no son en sí mismos peligrosos, pero que pueden transformarse en toxicidad.
  • La necrosis líquida también puede considerarse como un residuo focal de la bronconeumonía, así como de la embolia séptica. Los que se originan en la inflamación supurativa se manejan por vía craneoventricular, mientras que los que son transportados por las zonas de sangre a menudo dan lugar a numerosos abscesos. El daño traumático de los pulmones y la aspiración de cuerpos externos también se consideran causas de necrosis líquida.

Causas de la neumonía

La inflamación pulmonar puede ocurrir cuando un irritante llega a los pulmones. En este caso, los pequeños alvéolos de los pulmones se inflaman, causando problemas para la respiración normal. El aspecto inicial de esta condición médica está principalmente asociado con el estilo de vida de la persona, incluyendo el trabajo, el lugar de residencia, la genética, etc. En general, las causas de los problemas pulmonares son las siguientes:

  • Bacterias
  • radioterapia
  • medicamentos y antibióticos
  • exposición a las aves, y algunos otros.

Se recomienda encarecidamente ponerse en contacto con el médico, tan pronto como se observe cualquier signo de infección pulmonar. Además, cualquier signo de gripe o de líquido en los pulmones puede ser una razón suficiente para contactar con el médico para el examen y el tratamiento. En caso de que no sea posible eliminar los aspectos de riesgo, también se debe contactar con el médico para recibir instrucciones de atención médica. Dependiendo de las circunstancias médicas individuales, la atención médica es asignada por el médico.

La inflamación pulmonar puede causar un daño sustancial a los pulmones si no se administra a tiempo. Por consiguiente, es mejor ver al médico antes de que los signos se vuelvan intensos o imposibles para el autotratamiento.

Aspectos del riesgo de neumonía en adultos

Debido a su capacidad de desarrollarse rápidamente, la inflamación pulmonar a menudo se asocia con factores de riesgo particulares. Estos pueden ser diferentes pero a menudo se limitan a las condiciones de vida. La persona, que tiene mucho que ver con las aves o alguien que trata con compuestos químicos pesados, tiene mayores riesgos de sufrir problemas pulmonares en el futuro. En general, los aspectos de riesgo son los siguientes

  • Lugar de trabajo: La revelación continua a determinados compuestos puede contribuir al desarrollo de la inflamación pulmonar. Esto puede ocurrir mientras se trabaja en un lugar con aspectos ambientales comunes como las granjas de cría de animales o aves. Al mismo tiempo, usted también puede estar sufriendo de áreas ambientales mientras se queda en casa. Incluso tener mascotas en casa puede crear un riesgo adicional de inflamación pulmonar. Por sí sola, la revelación ambiental a un compuesto causante no puede causar este problema médico. Alrededor del 95% de las personas que están cerca de los compuestos causantes nunca sufren de inflamación pulmonar o experimentan una reacción inmunológica moderada sin signos particulares.
  • Genética: La genética puede constituir la base para el futuro desarrollo de la inflamación pulmonar después de la revelación regular a un compuesto causante. Refiriéndose a los registros médicos familiares, usted puede estimar la presencia de casos de inflamación pulmonar en sus familiares. En caso de que esta condición médica ocurriera en sus familiares, se conoce como inflamación familiar. Los investigadores tienden a crear mapas familiares de la especificidad genética del sistema de defensa del huésped que pueden aumentar las posibilidades de desarrollar infecciones pulmonares. Estas diferencias tienen como objetivo explicar por qué las células inmunitarias tienen reacciones diferentes entre las personas que sufren y no sufren de inflamación pulmonar después de la misma experiencia con un compuesto causante.
  • La forma de vida: Ya sea que se trate de malos hábitos o actividades diarias, estos aspectos pueden influir en la salud de la persona. Por ejemplo, el fumar en sí no aumenta los riesgos de desarrollar inflamación pulmonar, pero puede empeorar la enfermedad crónica. Además, puede llevar a serias dificultades para una condición médica ya existente. Por lo tanto, los médicos son comunes en su opinión para dejar de fumar para recuperarse de la inflamación pulmonar.
  • Otros asuntos médicos: Algunas infecciones virales más tarde en la vida pueden aumentar el riesgo de desarrollar inflamación pulmonar.
  • El género: Tanto los hombres como las mujeres son elegibles para tener inflamación pulmonar. Sin embargo, hay una tendencia común de las mujeres a estar más inclinadas a tener esta condición médica.

Aspectos del riesgo de neumonía en los niños

La inflamación pulmonar no es una condición médica rara para niños de hasta 13 años de edad. Según estudios de investigación médica, se indican alrededor de 100 millones de casos de inflamación pulmonar en todo el mundo anualmente. Las causas de este problema médico en los niños suelen variar según la edad. Por ejemplo, la inflamación debida a virus respiratorios como la inflamación del estreptococo se diagnostica principalmente en niños menores de 5 años. Mientras tanto, la inflamación del micoplasma se diagnostica principalmente en niños de hasta 13 años de edad. Póngase en contacto con el pediatra si el niño muestra uno de los siguientes signos:

  • respiración fuerte
  • cansancio y falta de energía
  • ...falta de apetito, y algunos otros.

La inflamación pulmonar no necesita mucho tiempo para propagarse en el cuerpo humano, especialmente en la edad más sensible.

Atención médica para la neumonía

La mejor manera de abordar sus signos es minimizar el compuesto que los determinó. Si usted trabaja cerca de panadería o de aves, lo más probable es que tenga que cambiar el lugar de trabajo o usar una máscara para prevenir el desarrollo de la inflamación pulmonar. Los posibles tratamientos son los siguientes:

  • Corticosteroides: Los medicamentos esteroides son capaces de reducir la inflamación progresiva. Sin embargo, hay algunos efectos secundarios a los que hay que prestar atención, como el aumento de peso, los altos riesgos de infecciones y la fragilidad de los huesos.
  • Terapia basada en el oxígeno: Si tiene dificultades para respirar, puede usar una máscara de oxígeno. El médico puede aconsejar la oxigenoterapia con una máscara de oxígeno si alguien tiene dificultad para respirar. Por lo general, hay una necesidad de terapia de oxígeno durante el sueño solamente. Ocasionalmente, existe la necesidad de una oxigenoterapia continua si el caso es severo.
  • Broncodilatadores: Este tipo de medicamento limpia las vías respiratorias para facilitar la respiración.
  • Opiáceos: El objetivo de estos fármacos es controlar las dificultades respiratorias o la tos crónica. El uso continuo de opiáceos da como resultado una dependencia física y una posible adicción.

Si su daño pulmonar es demasiado serio para un tratamiento promedio, entonces usted puede convertirse en un candidato para un trasplante de pulmón. Por lo general, lleva algún tiempo encontrar un trasplante de un donante adecuado. Este proceso se considera uno de los más complicados en la atención médica porque el sistema de defensa de su anfitrión tiene que lidiar con grandes riesgos. Además, si usted está expuesto a los compuestos peligrosos que afectan su sistema de defensa del huésped, la inflamación puede afectar también la pleura del donante trasplantado. Por lo tanto, este procedimiento médico no es adecuado para todos.

En algunos casos, los trasplantes de órganos resultan ser la única solución para abordar las duras condiciones crónicas. Los tratamientos para esta condición médica se basan principalmente en enfoques de evitación:

  • Elimine el compuesto causante si es posible.
  • Busque otro lugar de trabajo u otros productos con posibles alternativas que no contengan los compuestos causantes.
  • Cambie los procesos de trabajo para que deje de respirar los compuestos causantes.
  • Manténgase a distancia con las fuentes conocidas de sus compuestos causales.

En general, el tratamiento puede ser más eficaz cuando el problema se indica en las primeras etapas. Tan pronto como aparecen nuevos datos, los médicos están aprendiendo cómo abordar las necesidades terapéuticas únicas de las personas con problemas pulmonares de diferente complejidad. En la mayoría de los casos, el médico le aconsejará que elimine el irritante que provoca la inflamación pulmonar para que la persona no tenga que permanecer expuesta al compuesto venenoso.

El tratamiento del irritante es necesario para evitar que la inflamación pulmonar recaiga o empeore en el estado actual. Esto no siempre es así, especialmente si está relacionado con la oncología.

Para mantener todos los posibles riesgos bajo control, es crucial proceder con procesos preventivos. En casos más graves, el médico puede recomendar medicamentos especiales, que alivian las reacciones de inflamación. Estos medicamentos funcionan minimizando la intensidad de la inflamación al empeorar el sistema de defensa del huésped. Sin embargo, mantener el sistema de defensa del anfitrión en tono es una condición obligatoria. De lo contrario, la persona estará en riesgo de desarrollar diferentes formas de enfermedades infecciosas.

Prevención de la neumonía

La inflamación pulmonar requiere una intrusión médica especial que debe ser aconsejada por el médico. Para prevenir la inflamación pulmonar, se requiere uno de los siguientes métodos de prevención:

  • Vacunación: Es necesario vacunarse para prevenir algunas formas de inflamación. Para hacer todo bien, contacte con el médico para obtener más recomendaciones. Las instrucciones de vacunación tienen tendencia a cambiar en cuestión de tiempo. Por lo tanto, usted debe asegurarse de revisar sus registros de vacunación con el médico, incluso si usted ha usado una vacuna anteriormente.
  • Vacunación de todos los miembros de la familia. Los niños de la edad más sensible, hasta los 5 años, están a punto de sufrir el problema del neumococo. Por consiguiente, se les aconseja que se vacunen contra la inflamación de manera diferente a la de los adultos. Los niños que asisten a grupos de cuidado infantil también deben ser vacunados. También se les aconseja que se vacunen contra la gripe.
  • Alta higiene: Para protegerse contra las infecciones respiratorias que causan inflamación, debe lavarse las manos con una desinfección de manos a base de alcohol tan a menudo como sea posible.
  • No se puede fumar: Fumar causa problemas para las defensas originales de sus pulmones contra las complicaciones respiratorias.
  • Fuerte sistema de defensa del anfitrión: Para tener una condición de salud bien balanceada, usted necesita comer bien, dormir lo suficiente y hacer algunos deportes. Si una de estas cosas falla, sin querer se crea la base para el desarrollo de diferentes tipos de enfermedades.

Conclusión

La inflamación pulmonar es una infección que afecta a uno o ambos pulmones. La infección lleva a la inflamación de los alvéolos ubicados en los pulmones. El alvéolo se llena de líquidos, lo que causa problemas para una respiración fluida.

Esta condición médica es causada principalmente por bacterias y virus. Se considera que estos gérmenes son contagiosos, lo que significa que pueden propagarse entre las personas.

Ya sea que se trate de una inflamación pulmonar viral o bacteriana, puede llegar a otras personas a través de la inhalación de gotitas infecciosas al estornudar o toser. Existe la posibilidad de contraer este tipo de enfermedades al entrar en contacto con lugares contaminados con determinadas bacterias o virus. Al mismo tiempo, puede contraer una inflamación fúngica de los objetos circundantes, pero no se propagará entre las personas.

¿Fue útil este artículo?
No